World History of Male Love - Home Page Arabian Folk Tales


Un joven, llamado Badr, había mantenido en su juventud amistad con otras notorias bellezas de Basora, entre los que había incluso alcahueteado en ocasiones. Abu-Nuwas había sido uno de sus amantes, bajo el manto discreto de que les proveía la amistad que les unía. Luego se separaron, pasó mucho tiempo y no volvieron a verse.

Muchos años después, contó esta historia:

Un día, estaba en Bagdad con mis hijos cuando me tropecé con Abu Nuwas, que cabalgaba una mula gris y quien, obviamente, me había reconocido. A mí me resultaba familiar pero no caía en su nombre ni por equivocación. Me saludó y, como estaba quieto y mirándole con asombro, me dijo "Maldito seas, oh Badr ¿No me reconoces?" Y ante mi negativa, dijo "Soy Abu Nuwas".

Empecé a preguntarle qué tal le había ido pero él sólo quería saber una cosa: ¿Quiénes son esos muchachos que te acompañan". "Son mis hijos" respondí. "Bendito sea Alá, nuestro Señor misericordioso", exclamó. "Y pensar que hubo un tiempo en el que podrías haberme hecho un hijo, lo que con seguridad, lo que habrías conseguido de haberte quedado algún tiempo más y haber tenido fruto nuestra unión".

"Piérdete, y que Alá te maldiga, feo". Le contesté y diciendo que Alá maldijese todos sus actos. "No obstante, lo que yo cuento es verdad" contestó conteniéndose, y se marchó cabalgando, riendo sin parar.

Reescrito según la versión francesa de Ahmed al-Tifashi The delights of Hearts, traducida por Rene Khawam.
 
Pinche aquí para leer
una corta biografía de Abu Nuwas, con enlaces





   Abu Nuwas honra sus
deberes conyugales
  Leyendas populares árabes

Site Map