La tradición china del amor entre hombres
(extracto; el texto se desarrollará próximamente.)

La tradición china del amor entre hombres, como la griega, se remonta a la prehistoria. Uno de los términos chinos para el amor masculino, "los placeres del melocotón mordido" surge en la dinastía Zhou, cuando, hacia el año 500 de nuestra era, le ofrecieron al Duque Ling de Wei un melocotón que su favorito, Mizi Xia, había mordido, y que le gustó. Hay multitud de relatos de la pasión recíproca entre nobles que, en su momento, eran consideradas una tradición ennoblecida por el paso del tiempo. No tenemos hoy en día constancia de si estas manifestaciones de amor entre hombres en China estaban estructuradas en base al género o la edad.

La dinastía Han (260 a. C. - 220 d. C) prosiguió con la tradición de una bisexualidad sin tapujos, como atestiguan numerosos emperadores. La historia del Emperador Ai y su favorito, Dong Xian, da origen a otro término para designar el amor entre hombres, la "pasión de la manga cortada". Dong Xian se quedó dormido sobre la manga del ropaje del emperador. Cuando el emperador quiso levantarse, prefirió cortar la manga de su ropa antes que despertar a su amigo.

Esta situación prosiguió durante las siguientes dinastías, con oscilaciones entre épocas de más tolerancia y otras de menos. Estas relaciones se articulaban normalmente en base a patrones de edad, aunque no parece que éstos hayan sido un requisito formal, como era el caso de las tradiciones griega o japonesa.

En épocas más recientes, los antecedentes literarios e históricos son más completos y nos permiten una perspectiva del amor entre hombres en otros círculos, como entre los académicos y las clases bajas. Los matrimonios entre hombres resultaban especialmente comunes en la provincia de Fujian. El hombre adulto pagaba una dote a los padres y se llevaba al muchacho a vivir con él hasta que éste, a su vez, llegaba a la edad del matrimonio.

La tradición del amor entre hombres sobrevivió hasta los primeros años del siglo XX, cuando sucumbió a la occidentalización generalizada de las costumbres y de la moral, cuando fue objeto de censura tanto en la China continental como en Taiwan; pasa a considerarse una importación occidental y, como tal, contraria a la moral tradicional china.


 





Site Map